lunes, 29 de abril de 2013

Noches de arena, de ron y espera...

Una de las más curiosas características de la cumbia es que muy a menudo procede a lo que, en otros campos del saber, se denomina la autocita; es decir, las letras de las cumbias suelen hablar, con frecuencia, de... cumbias... o al menos se nombra o se canta, empujando, animando a los oyentes. Así, la canción de cabecera de una telenovela o culebrón colombiano, que fue bastante popular en los dos lados del Atlántico hace unos años, Pasión de gavilanes, comenzaba al llamado de "Cumbia... norteña":



Cristian Castro, cantante melódico mexicano, tampoco pudo escapar del embrujo en el minuto 2:25:




La recreación en el mundo de la cumbia alcanza quizá su máxima expresión en la canción que da el nombre a nuestro blog: La negra cumbiambera. El ambiente caribeño, de baile, de ron, de noche, de fuego, las palmeras, la gente negra... son tal vez la encarnación del mundo en que originariamente naciera la cumbia. Esta canción, además, pertenece a lo que podría consirarse una cumbia clásica: instrumentación sencilla (salvo una guitarra eléctrica muy suave, aunque algo más presente en el directo) y ausencia de teclados, llamativa en un grupo tan gustoso de ellos como los Super Lamas. La letra habla por sí sola:

Oye esto... sabroso
Prepárame ya mi negra
mi mula rucia
mi calzón blanco
mi sombrero de paja.
Ponte tu linda pollera
tu pañoleta
y vamos de fiesta
negra cumbiambera.
No olvides mi tabaquera
ni mi ron blanco
para bailar
bajo las palmeras.
Vamos, que es noche de arena,
de ron y espera,
flauta y tambores,
negra cumbiambera.
¡Negra cumbiambera!
¡Échate p'allá!
¡Negra cumbiambera!
¡Échate p'acá! (bis)
¡Échate p'allá,
échate p'acá!
Un pasito allá,
un pasito acá (bis)
¡Sigue la cumbia!
¡Ahora sí, Canelo! [miembro de los Super Lamas]
[Se repite la canción]
Múevelo sabroso, morena...
Negra... ¡anda!
¡Negra cumbiambera!
¡Échate p'allá!
¡Negra cumbiambera!
¡Échate p'acá! (bis)
¡Échate p'allá, guapa
échate p'acá!
Un pasito allá,
un pasito acá (bis)

Aquí dejamos una versión en directo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario